lunes, 10 de mayo de 2010

El Chandra y su visión de rayos X

En una entrada reciente me dio por celebrar el vigésimo cumpleaños del Telescopio Espacial Hubble. Aunque es el más popular, no es el único de los Grandes Observatorios de la NASA. Otros sofisticados ingenios, como el Observatorio de Rayos X Chandra escrutan el Universo desde el espacio cercano.
El Chandra, llamado así en honor del físico indio Subrahmanyan Chandrasekhar, es un satélite artificial cuya órbita elíptica llega a alejarse hasta alcanzar un tercio de la distancia que nos separa de la Luna. Sus cinco toneladas fueron lanzadas al espacio en julio de 1999, y desde entonces da una vuelta en torno a nuestro planeta cada 62 horas.
Su visión de rayos X, digna de Superman, ha proporcionado a la Ciencia imágenes sin precedentes de los lugares más exóticos del Universo, lo que ha permitido conocer mucho mejor su estructura y evolución. Los principales descubrimientos logrados gracias al Chandra están relacionados con los agujeros negros supermasivos, como el que hay en el centro de nuestra galaxia, potentísimos focos de radiación X.
Al igual que el Hubble, el Chandra capta imágenes de gran valor estético, además de científico. Como esta -tomada el pasado 3 de marzo- de la galaxia cercana NGC 1068, en cuyo núcleo hay un agujero negro con una masa unos cien millones de veces la del Sol, que crece constantemente y cuya enorme gravitación provoca que las cercanas nubes de gas alcancen velocidades de más de un millón de kilómetros por hora. La colosal energía cinética de estos gases interestelares es la que produce la emisión de rayos X perfectamente visible en la fotografía.

2 comentarios:

  1. Impresionante velocidad, un millón de kilómetros por hora.

    ResponderEliminar
  2. Que radiacion capta?

    ResponderEliminar