jueves, 6 de mayo de 2010

La presión arterial

La medida de la presión arterial es una técnica muy habitual en los consultorios médicos. Tanto, que juraría que todos vosotros la conocéis en persona: nos ponen un manguito en el brazo, lo inflan, ponen el estetoscopio en el lugar donde se pliega el brazo, y comienzan a desinflar el manguito, lentamente, hasta que se dan por satisfechos. ¿En qué consiste eso de medir la presión?
Lo primero que hay que tener en cuenta en que la presión de las arterias varía rítmicamente entre dos valores (lo que nos permite detectar el pulso): la presión máxima o sistólica, causada por la contracción del corazón, y la mínima o diastólica, debida a su relajación. Estos dos valores son los que se detectan.
El manguito está conectado al esfigmomanómetro, que indica la presión, bien con una columna de mercurio, con un lector de aguja, o digitalmente. Al inflar el manguito a más presión que la sistólica, el flujo de sangre queda completamente interrumpido (lo notamos perfectamente), y por el estetoscopio no se percibe ningún sonido. Desinflándolo despacio la presión llega a ser un poco menor que la sistólica, así que la sangre pasa por la arteria cuando la presión es alta, pero cuando su presión baja hasta la diastólica, la del manguito impide la circulación. En definitiva, durante los escasos segundos en que la presión del manguito cae desde la diastólica hasta la sistólica se oyen ruidos provocados por la abertura y cierre de la arteria (técnicamente se conocen como ruidos de Korotkoff). Cuando la presión del manguito es ya menor que la diastólica, la sangre circula continuamente y dejan de oirse los ruidos. Es decir, quien nos toma la tensión empieza a oir ruidos a la presión arterial sistólica y deja de oirlos a la diastólica. Los valores se suelen expresar en cm de mercurio (11/8, por ejemplo) o en mm de mercurio (110/80). Sencillo, ¿no?

3 comentarios:

  1. Pues es sencillo, pero es sencillo hasta que alguien te lo explica ;)
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Quería decir que es sencillo DESPUÉS de que alguien te lo explica no hasta. Perdón.

    ResponderEliminar