martes, 6 de julio de 2010

Esta hembra es un objeto sexual

Sphaerularia bombi es un gusano nemátodo parásito de los abejorros. Es más bien una cosa de chicas: sólo las hembras son parásitas, y solo parasitan a hembras de abejorros, la biología es así de caprichosa. Para poder dedicarse a su oficio, el de parasitar, una hembra tiene que estar fecundada. Lo más interesante del asunto es que una vez el gusano está dentro del abejorro, su útero crece, y crece, y crece. La hipertrofia es tan exagerada que el útero se hace hasta 60.000 veces mayor que el resto del cuerpo. Lo podéis ver en la foto: la masa retorcida que ocupa casi toda la imagen, y que recuerda a ese plástico para embalar con globitos, es el útero; el resto del cuerpo de la hembra es el hilito horizontal del centro.


Sphaerularia (Imagen del Trinity College Dublin)

3 comentarios: