lunes, 23 de agosto de 2010

Un mundo feliz

un mundo feliz
Un mundo feliz, de Aldous Huxley, fue publicado por primera vez en 1932, y sin embargo parece que se ha escrito en los últimos años. Retrata una sociedad futura (año 632 después de Ford, el creador de la primera cadena de montaje, la del automóvil Ford T) en la que los seres humanos no se reproducen al estilo clásico, sino que se fabrican in vitro hasta su nacimiento de un frasco: la sexualidad es un solo un mero divertimento y quien no la practica asiduamente desde la infancia es un bicho raro...

Dependiendo de su trabajo futuro -determinado según las necesidades del estado- se clonan hasta casi un centenar de individuos idénticos. Los más clonados (los épsilon), que harán trabajos de poca cualificación pertenecen a la casta más baja de las cinco existentes; los seres dominantes son, cómo no, los alfa. En esta sociedad utópica, en la que los seres humanos se fabrican felices gracias a la hipnopedia (programación neuronal durante el sueño), alguien viene a alterar el status quo. Se trata de John el Salvaje, fruto de un inesperado error en la anticoncepción de una pareja... y no quiero contaros más. Yo lo leí con catorce o quince años y os aseguro que lo disfruté (me encantaba cuando hablaba de chicas neumáticas, pero que no se entere nadie). Ahí os pongo un fragmento:

Hombres y mujeres estandardizados, en grupos uniformes. Todo el personal de una fábrica podía ser el producto de un solo óvulo bokanovskificado.
– ¡Noventa y seis mellizos trabajando en noventa y seis máquinas idénticas! – La voz del director casi temblaba de entusiasmo. – Sabemos muy bien adónde vamos. Por primera vez en la historia. – Citó la divisa planetaria – : Comunidad, Identidad, Estabilidad. – Grandes palabras. – Si pudiéramos bokanovskificar indefinidamente, el problema estaría resuelto.
Resuelto por Gammas en serie, Deltas invariables, Epsilones uniformes. Millones de mellizos idénticos. El principio de la producción en masa aplicado, por fin, a la biología.
– Pero, por desgracia – añadió el director – , no podemos bokanovskificar indefinidamente.
Al parecer, noventa y seis era el límite, y setenta y dos un buen promedio. Lo más que podían hacer, a falta de poder realizar aquel ideal, era manufacturar tantos grupos de mellizos idénticos como fuese posible a partir del mismo ovario y con gametos del mismo macho. Y aun esto era difícil.

12 comentarios:

  1. Yo también la leí a esa edad, pero en mi caso hace menos tiempo :P

    Muy interesante el debate que plantea, si es mejor una sociedad "libre" o una sociedad con todas las personas felices, aunque sea superficial.

    No digo que no sea posible unir las dos, pero está bueno plantear en una reunión de amigos:

    -¿Por qué no podemos hacer una sociedad así?
    -¡PORQUE NO! ¡Sería horrible!
    -Pero serían todos felices..
    -Bueno pero igual NO...

    Digamos, yo tampoco estoy de acuerdo con el planteo del libro, pero no logro encontrar razones lógicas y racionales para sustentar mi opinión.

    ¿Qué opinan ustedes?

    ResponderEliminar
  2. Ese libro es epico, yo me lo lei mas o menos a esa edad y quede clavado con las distopias

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo leí a esa edad, hace ya muchos años, pero tendría que releerlo para poder disfrutarlo de otra manera mas... profunda, digamos.

    ResponderEliminar
  4. Yo también lo leí hace muuuchos años... y no me gustó demasiado. Quizá me decepcionó porque me lo habían recomendado en exceso. Me pareció un buen argumento, pero mal desarrollado, con planteamientos un poco infantiles.
    Después me leí 1984. Y ese sí ¡!

    ResponderEliminar
  5. Coincido con anónimo, Un mundo feliz me causó cierta decepción, no así 1984. Pero les digo algo que tal vez interese: en 1921, el escritor Evgenij Zamiatin (1884-1937), que nació en la Rusia de los zares, publicó Nosotros, la madre de muchas de las distopías -o anti utopías- que serían gestadas después, especialmente Un mundo feliz de Aldous Huxley y 1984 de George Orwell. Sus primeros escritos fueron prohibidos por la censura zarista. Allá por la más que agitada década del treinta, gracias a la intervención de Gorki, Stalin le permitió salir de la Unión soviética en lugar de despacharlo para el lado de Siberia o algo peor. Entonces se exilió en París, donde finalmente murió en 1937. Si están interesados en Nosotros, en estos días se que al menos la historia ha sido publicada en Buenos Aires por editorial Miluno, con traducción de Irina Bogdaschevski.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me gusto más 1984 (podemos decir que está enfocado a un público más adulto, o más exigente, si se me permite) pero creo que no son libros comparables. En cuanto a la recomendación de Alejandro, "Nosotros", trataré de hacerme con un ejemplar.
    Y otra recomendación literaria, un poco en la línea de los citados: "Walden dos", del conductista B. F. Skiner. Ahora que lo digo, lo mismo lo releo.

    ResponderEliminar
  7. 1984 y un mundo feliz son definitivamente 2 de los libros que mas he disfrutado, ya que aunque los 2 hablen de distopias, realmente utilizan un enfoque muy distinto, por eso son consideradas correlativas, la de Huxley es mas futurista y enfocada al concepto basico de felicidad, y la de Orwell esta basada mas en hechos historicos aplicados a una posible realidad, yo lei primero 1984 y hace poco termine un mundo feliz y ambas me parecen muy dignas de ser tomadas en cuenta, gracias por tu mostrar esta gran obra.

    ResponderEliminar
  8. Este libro es genial, no porque plantea un mundo "distopico original" o porque este bastante bien escrito (cosa rara en casi todas las novelas de ciencia-ficcion, exceptuando a Phillip K. Dick y J. G. Ballard.)
    Sino del planteamiento de la logica empirica y las logicas mas existencialistas (por ponerle un nombre al racionalismo y otras corrientes "parecidas"). Devido a que muchas cosas se pueden hacer desde la logica pura, pero razonando de esta manera se prodrian conllevar a matar una de las mas unicas de las facultades del ser humano, la libertad.


    De todas maneras seria bueno talvez profundisar el tema, porque la verdad yo no estudie nada de filosofia o ciencias asi que puedo estar diciendo boludeses.

    Un saludo y muy blog

    ResponderEliminar
  9. Un mundo feliz es excepcional. Se podría decir la distopia presentada en 1984 es mucho más atemorizante y posible, pero al contrario, pienso que es la más improbable y que Huxley era quien tenía razón.

    Me he leido ambos libros, en 1984 se establece una dictadura omnipresente que controla a la sociedad mediante el miedo y el dolor para suprimir la libertad individual y hacer de la sociedad, una sociedad prisionera. En cambio lo que propone Huxley es un enfoque totalmente distinto (hay que recordar que además de ser una novela distopica también es una satira) es una sociedad estricta que desde el ovulo, programa al individuo para ser obediente y quitarle su personalidad, además de controlar a la gente mediante el placer y la diversión creando una cultura totalmente superficial y trivial, y si hay incoformidad, lo arreglan con las drogas, la felicidad por encima de la libertad.

    Se puede pensar que la visión de Huxley puede ser casi utopica, mientras que la de Orwell seria una puta mierda si llegara a pasar, pero en realidad ambas serian una mierda, ya que en 1984 aquello que odiamos es lo que acabara con el hombre, en cambio en un mundo feliz, aquello que amamos es lo que nos arruinara, lo cual es mucho mas peligroso y factible.

    ResponderEliminar
  10. ***Retomando... Para entenderlo mejor, que es mas facil (por lo tanto es más factible) que pase, que se instale una dictaddura del calibre Orwelliano, con todas sus caracteristicas y que la gente se quede de brazos cruzados, especialmente los proles, que son subestimados en el libro, ya que Orwell piensa que dandoles un poco de distracción y libertad los proles se quedaran como si nada frente al totalitarismo, ya que son ignorantes, lo cual es generalizar mucho ya que si bien muchos pueden ser ignorantes, no son tontos y cuando hay algo con lo que están inconformes son los primeros en movilizarse. En otras palabras, es casi imposible que se instale una dictadura de ese calibre, aunque si miramos a Corea del Norte, si puede ser posible, pero casi imposible, en la sociedad actual.
    Por otra parte es más sencillo que la gente haga lo que se le pide si le das un un dulce a si le das puño, por asi decir, el ejemplo mas claro es la manera de educar a un perro, es mucho mas sencillo educarlo dandole una galleta cuando haga lo que tu le pides a pegarle cada vez que se equivoca, esta sería una de las premisas basicas de un mundo feliz. Y es que cuando lees el libro parece casi profetico, no al pie de la letra, pero muchas características del libro estan hoy en dia, por ejemplo, la información relevante se vuelve irrelevante, ya que estamos todo el dia bombardeados de cosas idiotas y superficiales como las noticias de la farandula, cotilleos y demás cosas, mientras aquello que realmente importa se deja de lado. El entretenimiento es tratado de la misma manera que en un mundo feliz, mucho efectos especiales, mucho 3D, muchas tetas, muchos concursos y de contenido nada, la cosa mas estupida del mundo, con el unico proposito de distraer a la gente de aquelo que es importante, impedir que la gente piense con claridad inundando sus pensamientos con asuntos triviales e irrelevantes, como quien ganara gran hermano o el horoscopo, por ejemplo. Así mismo está influencia puede actuar de la misma manera en que la himnopedia actua en el niño pequeño, si miras por un momento disney channel o muchos de los programas de nickelodeon, canales para niños, te daras cuenta de la cantidad de basura y estereotipos banales y superficiales que son mostrados a los niños, y peor aún, idealizados como un modelo a seguir, como algo bueno y divertido, creando cosas como la llamada "generación Disney", que no es más que una nueva generación consumista e ignorante, dos cosas importantisimas dentro de la sociedad de Un mundo feliz, ya que la ignorancia le da la paz, la tranquilidad y la felicidad a la sociedad, y el consumismo es el motor económico y una base social, ya que muestran desprecio por todo lo viejo, como la historia o libros viejos, mientras que lo nuevo lo innovador y aquello que cueste dinero y tenga muchas partes (golf electromagnetico en vez del campo, ya que en el campo no se gasta nada, como bien se explica en el libro) es lo ideal para mantener a flote la economía, algo parecido a lo que pasa hoy en día. Tan solo las rutinas de trabajar mucho y cuando se acabe la jornada jugar, salir y tomar soma para olvidar el hastió de la vida es un retrato del mundo moderno.

    ResponderEliminar
  11. ***Retomando... Por estas razones que un mundo feliz es la distopia mas peligrosa y mas terrible, ya que es la más probable y sin darnos cuenta esta pasando justo enfrente nuestro, pero estamos tan abrumados e inmersos en el entretenimiento que no nos damos cuenta. Con los avances de la genetica falta poco para crear humanos en masa, y los avances tecnologicos, implantes en el cuerpo, protesis superiores a la carne, la robotica y la neurociencia, cosas sacadas de una novela futurista ya estan aqui, falta poco para que una una classe de humanos superior, un humano 2.0 nacido de la elite con el dinero para costear todo eso se imponga sobre el hombre y lo esclavice. Como bien se dice, el hombre es quien mata al hombre.

    Recomiendo ver un documental que se llama "Hombres 2.0"
    esta imagen es una breve comparación entre ambas obras http://citizenactionmonitor.files.wordpress.com/2011/06/amusing-ourselves-to-death.png

    ResponderEliminar
  12. "Un Mundo Feliz" es una obra que trata sobre la Ingeniería Genética y sus posibilidades, un argumento que usaron en la película "GATTACA"

    ResponderEliminar