lunes, 25 de julio de 2011

Contra la pseudociencia desde antiguo

Los de Popular Science han rescatado de su hemeroteca algunos artículos del periodo de entreguerras que dedicaron a la lucha contra las pseudociencias, como éste que centraron en la parapsicología, publicado en el número de marzo de 1937 con el título de ¿Podemos leer la mente de los demás?:



Selecciono un fragmento:

"En este artículo, razonamos que por cada caso de premonición que llega a cumplirse, hay miles que no se dicen. En una ocasión, un afortunado con la lotería aseguró haber soñado con el número antes de rellenar el boleto, pero al menos un centenar de personas que no obtuvieron ningún premio también dijeron haber soñado con el número que habían elegido".

Está claro: siempre ha habido pseudociencias, pero desde hace mucho tiempo hay gente que prefiere utilizar el sentido crítico para tratar de ponerlas en su lugar. El cubo de la basura.

lunes, 18 de julio de 2011

Los chacras y el sexo

Algunos "espabilados" no solo se aprovechan de la candidez ajena para vaciarles los bolsillos a costa, en muchas ocasiones, de su salud. Son capaces incluso de aprovecharse sexualmente de sus víctimas hasta unos límites que, a mi entender, son un delito de los que mandan directamente a la cárcel. El asqueroso chamán, con la excusa de sacar los chacras de la colaboradora, no repara en magreos. El vídeo fue tomado mediante cámara oculta para el canal español Cuatro.


viernes, 15 de julio de 2011

Cuidado con los antibióticos

Kevin Bonham
"Los microbios que viven en nuestro intestino son parte funcional de nuestro sistema inmune. Ocupan los nichos que muchos patógenos necesitan para sobrevivir. Con ellos, los antibióticos actúan en cierto modo como los inmunosupresores, y permiten que un microbio que normalmente es inofensivo pueda prosperar y desencadene una enfermedad".

Kevin Bonham

martes, 12 de julio de 2011

El resplandor, una ilusión óptica espeluznante

El resplandor es un efecto óptico que logra que los rostros se transformen en máscaras espantosas. Basta con mantener la mirada fija en la cruz central para sufrirlo, nunca mejor dicho. Pero si miras directamente a las caras comprobarás que no tienen nada de especial:



(Vía Gizmodo)

lunes, 11 de julio de 2011

Encantadores búhos musicales

Enternecedora filmación de cuatro pollos de búho del género Megascops realizada en el hospital de rehabilitación de la vida salvaje Wildcare. ¡Menudo cuarteto!



viernes, 8 de julio de 2011

La Tierra: una nave sin instrucciones

Richard Buckminster Fuller

"Existe un hecho excepcionalmente importante con respecto a la nave espacial Tierra, y es que no vino con ella ningún manual de instrucciones (…) La falta de instrucciones nos ha forzado a enterarnos de que existen dos clases de frutos: los frutos rojos que pueden matarnos y los frutos rojos que nos sirven de alimento. Y teníamos que encontrar caminos que nos dijesen cuál era la clase de fruto rojo antes de ingerirlo, ya que, de otro modo, moriríamos. Nos vimos forzados, así, debido a la falta del libro de instrucciones, a emplear nuestro intelecto, que es nuestra facultad suprema, para idear procedimientos experimentales e interpretar de un modo efectivo el significado de los hallazgos experimentales".

Richard Buckminster Fuller

miércoles, 6 de julio de 2011

Entrevista a servidor sobre 'el yeti y otros bichos ¡vaya timo!'

el yeti y otros bichos vaya timo
Dentro de su programación veraniega, el programa La noche despierta de Radio Euskadi tuvo a bien entrevistarme sobre mi libro El yeti y otros bichos ¡vaya timo!:



La entrevista fue nocturna y quizá por ello metí al menos un par de veces la pata. Una de ellas es que la isla donde se encuentra el Lago Ness no es el Reino Unido (que incluye Irlanda del Norte) sino Gran Bretaña. La otra cuando digo que los grandes reptiles se extinguieron en el Terciario: su extinción marca el límite entre el Cretácico y el Terciario.

domingo, 3 de julio de 2011

Las grandes petroleras se adaptan al cambio climático

plataforma petrolifera
Resulta irónico que las grandes compañías del gas y el petróleo, tan intensamente escépticas frente al cambio climático, estén empezando a invertir grandes sumas en adaptarse a las subidas de las temperaturas. Como muestra, el problema que presenta el oledoucto de Alaska, el 75% del cual está construido sobre el permafrost (suelo -hasta ahora- permanentemente congelado). En los últimos tiempos este terreno está mostrando graves síntomas de descongelación: solo en el canadiense valle de Mackenzie ya se han registrado más de 2000 sumideros, depresiones y deslizamientos por el deshielo del permafrost.
El oleoducto se construyó después de un exhaustivo estudio de 20 años sobre las condiciones climáticas en una época relativamente fría, entre 1950 y 1970. Ahora es preciso apuntalarlo para adaptarlo a la creciente subida de las temperaturas.
Estas potentes industrias que públicamente niegan el cambio climático han contratado expertos en el cambio climático para que analicen el impacto que este puede tener en sus explotaciones. El informe resultante muestra que dichas industrias están muy lejos de adaptarse correctamente a dicho cambio. Otro ejemplo: las plataformas petrolíferas de aguas poco profundas no están preparadas para la subida del nivel del mar. Eso por no hablar del impacto de huracanes cada vez más potentes y frecuentes.
Los asesores terminan recomendando a las grandes compañías petrolíferas, además de una adaptación de las infraestructuras, que incorporen la ciencia del cambio climático a todas sus operaciones. Irónico, ¿verdad? Al fin y al cabo, la utilización que la humanidad hacemos de sus productos es la principal causa de que estas industrias tengan que hacer frente a un problema que, según ellas, no existe.

viernes, 1 de julio de 2011

Entrevista a JM Mulet: el timo de los productos naturales

Recientemente os presentaba el último título de la colección ¡vaya timo!, el dedicado a los productos naturales, de JM Mulet. El pasado martes 28 de junio le entrevistaron en Radio Euskadi, en el programa La noche despierta, y Mulet dejó claro que, en un asunto tan poco políticamente correcto, no tiene pelos en a lengua. Ahí va un audio que a nadie va a dejar indiferente: