lunes, 1 de septiembre de 2014

¿Se dona bien el dinero para la lucha contra la enfermedad?

Yo diría que no, o al menos es lo que deduzco de esta infografía que forma parte de un interesante reportaje sobre el famoso asunto del cubo de agua helada y la esclerosis lateral amniotrófica que publican en Vox:


(Datos de 2011, según Centers for Disease Control and Prevention, de los Estados Unidos).

Basta con comparar el primero de cada columna. La enfermedad que recibe más donaciones para luchar contra ella es el cáncer de mama (círculo rosa de la izquierda), mientras que el primero de la lista en mortalidad es el grupo de enfermedades cardíacas (el morado de la derecha), que causa doce veces más muertes que aquel. Sin embargo, recibe una quinta parte de dinero. Si nos fijamos en el resto de la gráfica, vemos que no hay correlación entre mortalidad y financiación por donaciones.
Es evidente que las campañas publicitarias, sobre todo si incluyen rostros famosos, tienen un impacto decisivo sobre la opinión pública. Sin embargo, no debería ser esta, la opinión pública, la que lleve a los responsables de la gestión de la pasta de todos cómo debe hacerse el reparto a los centros públicos de investigación. Por este mismo motivo, la investigación dependiente del estado debe ser lo más potente posible, con una financiación generosa y bien controlada y basada en criterios racionales; si la lucha contra la enfermedad quedara, en todo o en gran parte, en manos privadas, ¿se podría evitar el populismo?

2 comentarios:

  1. "La enfermedad que recibe más donaciones (...) es el cáncer de mama (...), mientras que el primero de la lista en mortalidad es el grupo de enfermedades cardíacas (...), que causa más que el doble de muertes que aquel"

    ¿Más del doble? Doce veces más según los gráficos y las cifras: 596.577 frente a 41.374

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, me he colado... corrijo, muchas gracias!!

      Eliminar