miércoles, 17 de diciembre de 2014

La soportable levedad del aerogel


Ahí lo tenéis: un aerogel de nanocristales de celulosa, tan ligero (su densidad es de tan solo 5,6 mg/cm3) que se apoya sobre un diente de león sin que este se resienta.
Este producto de la nanotecnología es un material con unas propiedades sorprendentes. Por ejemplo, después de comprimirlo veinte veces consecutivas es capaz de recuperar todavía el 80% de su volumen. Un volumen que en realidad es casi todo espacio vacío: los poros suponen un 99,6% de él. Precisamente esta alta porosidad le proporciona una alta capacidad de absorción de agua y de separación de mezclas de agua y aceites. También es excelente como aislante térmico y acústico y como elemento de absorción de impactos. Casi nada.
Vía Chemistry in Pictures.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada