lunes, 29 de octubre de 2018

El "crowdfunding" consigue un montón de pasta para pseudomedicinas

En castellano se llama micromecenazgo, pero todos lo conocemos, qué se le va a hacer, por su forma inglesa crowdfunding. La cosa viene a ser un sistema en que la gente colabora con sus donativos para gestionar proyectos de todo tipo, en general a través de páginas de Internet.

homeopatía
Homeopatía, las chuches más caras del mundo.
Y como todo en la vida, en la real y en la virtual, hay cosas mejores y peores. El crowdfunding ha permitido que se lleven a cabo proyectos maravillosos que no habrían podido conseguirse de otra manera. Pero desgraciadamente algunas campañas han conseguido que algunos tratamientos potencialmente peligrosos para la salud hayan recibido millones de dólares, como muestra un estudio publicado en JAMA.

Para el estudio, investigadores del Centro Sepherd de Atlanta y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York examinaron más de mil campañas de crowdfunding entre noviembre de 2015 y diciembre de 2017 que contenían palabras clave como homeopatía y cáncer, y estaban enfocados a financiar algún tratamiento específico.

Entre estos tratamientos encontraron homeopatía o naturopatía para curar el cáncer, terapia con células madre para lesiones cerebrales o de la médula espinal, terapia de oxígeno hiperbárico para la lesión cerebral y tratamiento con antibióticos para la enfermedad de Lyme crónica.

Los investigadores descubrieron que las 1059 campañas destinadas a tratamientos que no cuentan con evidencias científicas o se consideran potencialmente peligrosos recaudaron casi 6,8 millones de dólares, y supusieron la cuarta parte de las campañas.

La mayor parte del dinero, más de 3 millones de dólares, se recaudó en 474 campañas que recolectaron fondos para tratamientos homeopáticos o naturopáticos contra el cáncer, que tiene delito la cosa. Los fondos para terapias con células madre para lesiones espinales y cerebrales recaudaron casi 1,6 millones en total. Otras 190 campañas destinadas a recaudar fondos para la terapia de oxígeno hiperbárico recolectaron más de 785 000 dólares y 114 campañas para financiar el tratamiento antibiótico a largo plazo para la enfermedad de Lyme crónica recaudaron casi 690 000 dólares.

Esto es lo que Ford Vox, autor del estudio y profesor de la Universidad de Emory, opina sobre el crowdfunding médico:

"Es una nueva economía enorme; la gente puede estar desesperada en estas situaciones y pueden aprovecharse de ella. En algunos casos eso puede ser una bendición para los pacientes que de otra manera no podrían pagar la atención médica necesaria. Pero el nuevo estudio destaca que el crowdfunding permite a las clínicas promover y obtener beneficios de terapias no probadas que podrían ser peligrosas para los pacientes y ofrecer falsas esperanzas".

Heidi Hagberg, portavoz de GoFundMe, una de las principales plataformas de crowdfunding, asegura que su compañía anima a que se investigue a fondo una campaña antes de tomar la decisión de donar. "En última instancia, depende de los usuarios de GoFundMe decidir a qué campañas donar".

Según los autores  el estudio tiene algunas limitaciones. Por un lado, solo se examinaron cinco tratamientos en cuatro plataformas y, además, "no hay forma de saber a qué se destinó el dinero recaudado". Supongo, de todas maneras, que esto es lo habitual en las campañas de crowdfunding.

En fin, que nos hace falta mucho escepticismo para movernos por este mundo. O sentido común, que decía el poeta.

Salud y pensamiento crítico.

(Vía AJC)

lunes, 8 de octubre de 2018

El escarabajo que infecta a la siguiente generación con nematodos... y eso es bueno para ellos

En su laboratorio de la Universidad de Indiana, Cristina Ledón-Rettig estudia una especie de escarabajo pelotero, el Onthophagus taurus, que podéis ver en la siguiente imagen:


Como parte de su trabajo, la investigadora hace bolitas de excremento fresco de vaca para poner un huevo en cada una de ellas, a imitación de lo que las hembras de estos curiosos escarabeidos hacen en la naturaleza.

Cuando Ledón-Rettig encontró gusanos por primera vez en las bolas de caca pensó que iban a matar a los escarabajos. Los nematodos son un filo con decenas de miles de especies y cuando se les encuentra con insectos, cosa muy frecuente, lo más habitual es que el insecto sea parasitado; en el mejor de los casos, el nematodo se alimenta del cadáver del insecto. Un experto en nematodos le dijo que no se conocía que un nematodo fuera beneficioso para alguna especie de insectos. Sin saberlo todavía, ella había descubierto el primer caso.

Puedes continuar la lectura en Naukas: El escarabajo que infecta a la siguiente generación con nematodos… y eso es bueno para ellos