lunes, 22 de diciembre de 2014

Los de la Real Academia Española son de letras

Así debe ser, supongo, y no me quejo de eso. Pero, a la vista de su diccionario, algo me dice que los Excelentísimos Señores Miembros de la Real Academia Española se encogen de hombros y sueltan eso de "yo es que soy de letras" ante cuestiones científicas; y es que se puede ser de letras pero no saber de ciencias es un síntoma de incultura. Atentos a las siguientes entradas de dicho diccionario:








¿Qué tienen todas en común? Un par de cosas. La primera, que todas ellas son pseudomedicinas, y por tanto timos muy peligrosos porque afectan directamente a la salud. Y segundo, que ni una sola de ellas es tratada por los académicos con el escepticismo necesario. Dan a entender en su diccionario que todas ellas funcionan, que forman parte de la medicina de verdad. Sí, a mí también me parece penoso. Sobre todo porque son todas las pseudomedicinas que he encontrado en el diccionario; no he encontrado ninguna que haya sido tratada como tal.
También me he encontrado con otras pseudociencias que no son consideradas como tales por los excelentísimos académicos:



 


¿En alguna de las entradas captáis la intención de los académicos de indicar que todas ellas son una mandanga? Por ejemplo, en el caso de la telequinesia, ¿tanto les costaba añadir algo así como "se trata de un fenómeno cuya existencia nunca ha sido demostrada"?
En la entrada de la radiestesia habla de los zahoríes, sus practicantes. Curiosamente la primera acepción de la entrada correspondiente a estos extraños individuos muestra un poco de sentido crítico: "a quien se atribuye"; aunque ese sentido crítico se diluye en la acepción número 2:


No todo está tan mal en la Real Academia. Algunas entradas sobre pseudociencias muestran un poquito de duda. Así lo reflejan expresiones como "se ha pretendido ver", "permitiría reconocer" y "pretende adivinar"...:








Y, finalmente, otras pseudociencias son catalogadas sin ninguna duda como lo que son. Estupideces:



"Simulacro", "creencia", "no ha dado cuenta hasta ahora"... Así sí, Excelentísimos Señores Miembros. Lástima que solo lo hayan conseguido (al menos de entre las que yo he buscado) con dos pseudociencias. Y ni siquiera del todo, porque la parapsicología incluye fenómenos como la telepatía o la telequinesis, tan "bien" tratadas en el diccionario. La vigésima tercera edición ha salido a la calle el pasado mes de octubre, así que poco podemos esperar hasta la 24ª. ¿Aumentará el nivel de cultura científica -es decir, el nivel cultural- de nuestros académicos?

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La soportable levedad del aerogel


Ahí lo tenéis: un aerogel de nanocristales de celulosa, tan ligero (su densidad es de tan solo 5,6 mg/cm3) que se apoya sobre un diente de león sin que este se resienta.
Este producto de la nanotecnología es un material con unas propiedades sorprendentes. Por ejemplo, después de comprimirlo veinte veces consecutivas es capaz de recuperar todavía el 80% de su volumen. Un volumen que en realidad es casi todo espacio vacío: los poros suponen un 99,6% de él. Precisamente esta alta porosidad le proporciona una alta capacidad de absorción de agua y de separación de mezclas de agua y aceites. También es excelente como aislante térmico y acústico y como elemento de absorción de impactos. Casi nada.
Vía Chemistry in Pictures.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Sobre simetrías y cabezas

Si nos piden que pensemos en un animal lo más probable es que nos venga a la mente un animal con cabeza. Pero ni todos los animales tienen cabeza ni siempre ha habido animales con cabeza. Los primeros animales no la tenían. Eran animales de simetría radial y se parecían, probablemente, a las medusas actuales, aunque hay quien dice que eran más bien del tipo de las esponjas.
Por si no tenéis del todo claro qué es eso de la simetría, baste con decir que si un cuerpo queda dividido en dos mitades especulares (de espejo: como si una mitad fuera el reflejo de la otra) al ser dividido por un plano, entonces ese cuerpo tiene simetría. El ser humano tiene un único plano de simetría, que nos divide en las mitades derecha e izquierda; tenemos simetría bilateral. Todavía hoy habitan el planeta animales de aquellos tipos primitivos como las medusas y las esponjas con muchos planos de simetría (simetría radial) o incluso -caso de muchas especies de esponjas- sin simetría.

Medusa, animal de simetría radial (Imagen)
Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica, donde he colaborado como miembro de Naukas.

martes, 9 de diciembre de 2014

El nivel científico de la señora presidenta

Cristina Fernández de Kirchner, abogada, presidenta de Argentina desde el diez de diciembre de 2007, presenta el Plan Argentina Innovadora 2020. Atentos al nivelazo científico de esta gran estadista; reír por no llorar:



No digo yo que todos los líderes mundiales tengan los mismos conocimientos científicos que doña Cristina, por supuesto, pero me temo que alguno que otro está a la par. De no aprobar las ciencias de la ESO. Como, por desgracia, la mayoría de los ciudadanos. Así nos va.

sábado, 29 de noviembre de 2014

La clínica de los zorritos voladores

En la Australian Bat Clinic, como su propio nombre indica, no tienen el más mínimo reparo en proporcionar todo tipo de cuidados a los pequeños murcielaguitos que se quedan huérfanos. Los que vais a ver en los vídeos son zorros voladores, del género Pteropus, los mayores murciélagos del mundo, con algo más de 1 kg y una envergadura de en torno a 1,5 m. Un animal impresionante:


Los del canal Wakaleo dicen, al respecto de los murciélagos bebé:

"Cuando la madre muere, a menudo las crías dependen todavía de ella y no sobreviven sin la atención adecuada. Los cuidadores tienen un papel vital no solo en la recuperación de los murciélagos, sino también en su rehabilitación hasta que pueden ser liberados al medio natural (...) Brindar afecto a los murciélagos es una necesidad".



Cuando alcanzan la madurez son liberados al medio, para tratar de paliar la problemática situación de estos mamíferos en los hábitats aiustralianos. En este vídeo del año pasado (que ha recibido un montonazo de visitas, y no me extraña) podemos ver algunas escenas del proceso. Simpatiquísimos, ¿verdad?



Lo vi en The Kid Should See This.

lunes, 24 de noviembre de 2014

El pez más feo de las profundidades, en vídeo

Según los del Monterey Bay Aquarium Research Institute, autores del vídeo, es la primera vez que se obtiene una filmación de un ejemplar de esta especie, del género Melanocetus, en su medio natural. Este, de unos 9 cm, ha sido grabado a 600 m de profundidad en el cañón de Monterrey.



Melanocetus es un género de peces del orden de los lofiiformes, que incluye el rape (Lophius piscatorius), ese feísimo pez tan apreciado gastronómicamente. La mayoría son abisales, y como veis tienen un cebo luminoso (bioluminiscente: la luz es producida por bacterias simbióticas) que agitan ante sus fauces, tratando de que algún pececillo incauto lo confunda con un pequeño crustáceo, que también los hay luminiscentes en las profundidades.
Es un bicho raro: el macho se convierte en parásito permanente de la hembra: tras morderla en las cercanías de su abertura genital se suelda a ella succionando su sangre y bombeando esperma continuamente.
No todas las especies de este orden viven en la zona eternamente oscura del mar. Las hay que viven en fondos poco profundos: entonces se camuflan en el fondo y utilizan un señuelo que ahora no es luminiscente. Así usan su peculiar caña de pescar: