miércoles, 29 de octubre de 2014

Id diciendo adiós al ébola: los homeópatas se encargan de tan terrible enfermedad

No me digáis que no es enternecedor. Aquí tenemos una asociación de curanderos, autodenominada National Center for Homeopathy (NHC), de los USA, que a pesar de que llevan ya un montón de años en el delirante mundo del homeotimo, desde 1974, todavía no han caído en la cuenta (o sí, pero disimulan...) de que la homeopatía ni cura ni nada de nada, y ahora va y nos quieren hacer creer que se van a enfrentar nada más y nada menos que al ébola con sus pildoritas de azúcar. Aquí va una captura de su web:

Con imágenes encantadoras de gente feliz, como acostumbran los de las timomedicinas.
¿Que quiénes son esta pandilla de chalados? Así se presentan:

"El NHC apoya la educación, el conocimiento y un acceso creciente a la homeopatía. Somos la mayor comunidad y disponemos de los mejores recursos de la nación sobre homeopatía (...). Mantenemos informados a los legisladores y trabajamos para que la homeopatía ocupe el lugar que merece en el sistema de salud de los Estados Unidos y para que se trate de forma adecuada en los medios de comunicación".

Peligrosos, ¿verdad? Pues eso no es nada. Porque además están lo suficientemente locos como para pretender que nos convenzamos de que son capaces de enfrentarse al ébola. Con un par. Atentos:

"El objetivo es investigar de primera mano el ébola, para determinar qué remedio o remedios son los más eficaces para tratar esta enfermedad".

Lo que es muy loable. El problema es que los remedios que buscan son homeopáticos. Porque, según afirman sin ningún rubor (ni la más mínima prueba), la homeopatía tiene una larga trayectoria en este tipo de enfermedades:

"La homeopatía tiene, en sus más de 200 años de historia, un largo historial de éxitos en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades epidémicas, incluyendo las fiebres hemorrágicas, algunas de las cuales son muy similares al ébola".

Con semejante historial de éxitos están muy animados frente a la mediática enfermedad, y tienen su plan de acción. Se me saltaría la risa si no fueran tan peligrosos:

"Acostumbrados como estamos a lidiar con epidemias, los homeópatas estamos tratando de encontrar el remedio central que es eficaz para tratar a la mayoría de los enfermos, lo que se conoce como genus epidemicus".

Todavía no han encontrado su genus epidemicus, pero con la humildad que les caracteriza saben que les falta poco:

"Cuando lo encontremos y comprobemos empíricamente que funciona administrándolo a los pacientes, dispondremos del tratamiento para las víctimas de ébola y muy posiblemente, del remedio eficaz para prevenir o disminuir de forma drástica la propagación de la enfermedad (homeoprofilaxis)".

Ya veis, la homeopatía como medicina curativa y preventiva, qué nivel Maribel. Ya falta menos para vencer definitivamente al ébola. Los homeohéroes ya están manos a la obra:

"Buenas noticias: un pequeño equipo internacional de homeópatas heroicos y expertos ha llegado al África occidental (...) Es muy posible que pronto sepamos si la medicina homeopática tiene un papel importante en la lucha contra la epidemia del ébola".

No quiero ser malo, pero algo me dice que los valientes homeópatas no van a encontrar el genus epidemicus contra el ébola. No es esta una enfermedad contra la que un placebo tenga mucho que hacer, al estilo de los trastornos con los que la homeopatía parece funcionar (al fin y al cabo, la homeopatía es placebo 100%), y que por supuesto no van a enfrentrarse a ella, cuando estén en la zona afectada, con remedios homeopáticos, sino bien protegidos con las medidas de las que dispone la medicina. La única, la que mejor o peor funciona, y la única que quizá consiga la vacuna o la cura del ébola.
Sí, ya sé que no he presentado argumentos contra la homeopatía, pero si queréis encontrarlos y pasar un buen rato con otras cuestiones relacionadas con un tema tan apasionante no os perdáis las entradas de este blog con la etiqueta homeopatía.
Este es el enlace de semejante delirio.
Puedes dar a conocer esta entrada dándole tu voto en Menéame.

7 comentarios:

  1. Os tenía por gente seria. Hoy por hoy no existe cura para este virus así que ¿qué más da si buscan la cura con caramelos o infusiones de hierbas? En vez de criticar se debería apoyar a todo el que busque un remedio del tipo que sea a cualquier enfermedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal mediante un baile que aplaque la ira de los antepasados? Pues eso.

      Eliminar
    2. Yo he probado sacrificando gallinas a Chakmool, el dios de la lluvia de los mayas... parece que no funcionó, pero ¡oye, por probar...!

      Eliminar
    3. Como sea, es bien cierto, la farmacoquímica no tiene cura que ofrecer, los pocos reportes de éxito que se han documentado tienen una pésima calidad metodológica si asumimos que los estudios control son la norma. Los otros vienen de las noticias que no pocas de las veces la cura solo era espontanea, ¿efecto placebo o la atención hospitalaria, ambas, las medidas de higiene?

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿Y si viene Sauron y nos esclaviza a todos?

      Eliminar
  3. Yo rezo cada dia al monstruo del espagueti volador, Ay que havrir la mente y toda alluda es viembenida.
    R'amén!

    ResponderEliminar