jueves, 24 de septiembre de 2015

El sistema de salud inglés gasta millones en homeopatía a pesar de que la critica en su web


En la página web del NHS (Sistema Nacional de Salud de Inglaterra) se puede leer que "no hay evidencias científicas de que la homeopatía pueda prevenir ninguna enfermedad" y el Departamento de Salud va más allá y afirma que "no aprueba la prescripción de 'remedios' homeopáticos por parte del NHS".

Sin embargo la homeopatía (pastillitas de azúcar) cuesta a los contribuyentes ingleses más de cinco millones de libras anuales. Una cifra que podría servir para salvar, en el mismo tiempo y por poner un ejemplo, la vida de doscientos afectados por cáncer de próstata. Doscientas vidas que se pierden porque el NHS rechazó invertir ese dinero en un medicamento para dicha enfermedad (la enzalutamida) porque era demasiado caro. Más: Mientras que en Inglaterra hay cuatro hospitales homeopáticos (¿qué tipo de cosas hacen en un hospital homeopático?) en Liverpool están barajando cerrar un hospital materno infantil por falta de presupuesto (ganas de vomitar me están entrando).

Esto es lo que está sucediendo con el gobierno conservador de David Cameron pero la cosa puede empeorar. Porque el Partido Laborista ya está amenazando (lo de amenazando es un término que pongo yo, no ellos) con impulsar la financiación de la homeopatía en el NHS, a destinar más dinero de los contribuyentes si ganan en 2020. Los votos son los votos y hay una determinada izquierda que cree que dentro de esta ideología hay que pasar ampliamente de lo que sabe la ciencia, que eso es cosa de neoliberales. Así va el mundo.

Por supuesto, los homeópatas están encantados. Según estos brujos, agrupados en la British Homeopathic Society, los pacientes "tienen todo el derecho a ser atendidos con medicinas alternativas pagadas por todos los contribuyentes porque las opciones de salud no deben estar restringidas por la posibilidad de pagar o no y porque dos tercios de los usuarios de la homeopatía dicen que les funciona " (el anecdótico amimefuncionismo, esa gran evidencia científica) y añaden (se me saltan los puntos de la risa) que "el NHS tiene que estar del lado de la experiencia médica" y que "integrar la homeopatía en la NHS ahorraría mucho dinero al sistema". Uf.

Más vale que algunos, como Simon Singh, opinan precisamente lo contrario:

"Los tratamientos homeopáticos costeados por el NHS son un desperdicio de recursos vitales que serían mejor destinados a tratamientos eficaces basados ​​en la evidencia".

Fuente: Express

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada