jueves, 8 de octubre de 2015

¿Poco y bueno o mucho y malo?

"Y Dios los bendijo, diciendo:
Sed fecundos y multiplicaos,
y llenad las aguas en los mares,
y multiplíquense las aves en la tierra".
Génesis 1:22

(Aunque no todas sus criaturas le obedecieron. Para conseguir ser cada vez más numerosos, algunos seres vivos como las bacterias optaron por... la división. Chiste malo, sí).

Todas las especies vivas tratan de expandirse al máximo -aumentando su población, ocupando nuevos territorios- según sus posibilidades. Una especie cualquiera, con recursos ilimitados y sin ningún tipo de impedimento como predadores o enfermedades crece de manera exponencial. Su límite (teórico, claro) es el infinito.

Todos sabemos que la realidad no es así, pero a pesar de ello la vida es terca y se empeña, cuando menos, en mantener sus efectivos. Y para ello ha desarrollado estrategias reproductivas muy distintas.

Efémeras, un grupo de especies de estrategia r.

Sigue leyendo en Naukas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada