miércoles, 23 de octubre de 2013

Falun Dafa, una mandanga milenaria y oriental

Es lo que tiene salir a tomar algo con los amigos, que uno entra a un bar y se encuentra un montoncito de folletos como este, donde pone que te van a mostrar el camino para que llegues a ser una persona veraz, benevolente y tolerante. Como para merecer el cielo, vamos.



La cosa se llama Falun Dafa (supongo que anteriormente conocido como Falun Gong, que es lo que pone a continuación entre paréntesis) y es una "práctica tradicional de auto cultivación cuerpo y mente". Con esta práctica tradicional parece ser que vamos a conseguir un alivio de la tensión y la ansiedad, un aumento de la energía y la vitalidad, una mejora enorme de la salud física, un desarrollo espiritual. O al menos eso es lo que pone. Y debe ser verdad, porque aseguran que "ha beneficiado a millones de personas en más de 114 países" (¿cuántos millones de personas? ¿más de 114 países? ¿115?...)
Deduzco que si alivio la tensión y la ansiedad, aumento la energía y la vitalidad, etc. etc., me transformaré en una persona plena de verdad, benevolencia y tolerancia, aunque no termino de ver la relación causa-efecto. De cualquier manera supongamos que sí, que una cosa conduce a la otra. ¿Cómo conseguiremos tan nobles cualidades? Echemos un vistazo:


Vale, se trata de cultivar el xinxing (¡esas risitas, que esto es serio!) mediante una disciplina milenaria (caramba, milenaria) y oriental (recaramba, oriental: si es milenaria y oriental entonces es algo estupendísimo, todo el mundo lo sabe) que consiste en hacer cinco ejercicios suaves y fáciles de aprender. Un chollo, vamos, porque siendo fáciles y suaves nos permiten formar parte de ese grupo de millones de personas que han alcanzado grandes mejoras de salud, de estado de ánimo y etcétera, etcétera. Ríase usted de antibióticos, vacunas, antidepresivos y demás. Mucho mejor hacer los siguientes ejercicios físicos:

En este, las mil manos de Buda desbloquean y desarrollan todos los canales de energía. Busco en un libro de anatomía humana dónde están esos canales, pero no aparecen. Tengo que buscar la edición más reciente, a ver si así...
Este ejercicio permite aumentar nuestro nivel de energía sin consumir alimentos ¡qué ahorro, mire usted! y se adquiere sabiduría sin necesidad de estudiar, ni leer, ni bobadas de esas...
¿Qué queréis que os diga? Cuando he leído eso de "penetrando los dos extremos cósmicos" he pensado "conmigo que no cuenten", pero me había parecido otra cosa. En fin, que se trata de depurar el organismo mediante un intercambio de no sé qué energías internas y externas (no lo explican). Parece ser que en esta depuración no intervienen los riñones, qué raro.

Ahora hay que tocarse uno mismo por todo el cuerpo (pero sin pasarse, no vaya a ser) para modificar los estados anormales del cuerpo, que no sé muy bien a qué se refiere, a base de energía que circula, supongo que por esos canales que no localizo.

Y con esto terminamos. Nos sentamos a meditar y como quien no quiere la cosa, cuerpo y mente se ponen a excretar, se nos aclaran los pensamientos, que suelen ser oscuros, y ganamos energía, otra vez sin llevarnos nada a la boca.
¿Que no te lo crees? Ahora vas a ver. Un folleto como este no podía dejar de presentarnos unos testimonios elegidos de personas a las que le ha cambiado la vida; leedlo solos, que yo voy a empezar mis ejercicios:


Supongo que os habéis quedado con ganas de saber mucho más sobre esta milenaria sabiduría oriental. Pues nada, id a la web de Falun Dafa y seguid aprendiendo. Para abrir boca, os copio esto de la introducción (las negritas son mías); a ver quién es capaz de leerlo sin reírse:

Falun Dafa es armonioso con sabiduría, los movimientos de la práctica son simples y concisos, una gran vía es extremadamente simple y sencilla. Falun Dafa es única en ocho sentidos:

1. Se cultiva un Falun, en lugar de un elixir de energía.
2. El Falun refina a la persona incluso cuando no está haciendo los ejercicios de la práctica.
3. Se cultiva la conciencia principal de uno, de forma que es la misma persona la que obtiene el gong.
4. Se cultiva la mente y el cuerpo.
5. La práctica consiste de cinco ejercicios, los cuales son simples y sencillos de aprender.
6. No se requieren pensamientos, no hay riesgos de desviaciones, y el gong crece rápidamente.
7. El lugar, el momento y la dirección no importan al hacer los ejercicios, ni tampoco se habla de cómo se concluye la sesión de ejercicios.
8. El Fashen del Maestro proporciona protección, así que uno no tiene que temer daño de entidades malévolas.

3 comentarios:

  1. Me sorprende la aceptable ortografía del panfleto, ¡incluso usa minúsculas!

    ¿Estaremos ante el advenimiento de los magufos 2.0?

    ResponderEliminar
  2. Falun Gong es un derivado de disciplinas de autocontrol corporal afines a las artes marciales, del tipo Qigong o Chi-Kung, que en sí mismas pueden ser sanas, siempre que no te tomes el tema de los chakras o la energía interior de una forma literal, científica, de la misma forma que un cristiano puede creer en que los seres humanos tienen un alma inmortal y no por eso ser anticientífico, siempre que no se empeñe en decir que el alma pesa 21 gramos y se puede detectar con balanzas o con el chisme de los Cazafantasmas. De ahí al Arca de Noé y la Tierra de 6.000 años ya sabemos que no hay mucha distancia..

    Lo que pasa con todos estos rollos de autocontrol, autodisciplina, es que devienen sectas con una facilidad tremenda. Hartos estamos de casos de monitores de gimnasio que enseñaban karate a los chavales y acababan convirtiéndose en los amos de sus vidas y haciendo con ellos todo lo que querían, abusos sexuales incluidos. No digo que Falun Gong llegara a tanto.

    En concreto la milenaria disciplina del Falun Gong tiene una edad milenaria de unos veinte años y creció como la espuma en Extremo Oriente por los años 1990. En China la prohibieron, y a lo bestia, con encarcelamientos y, se dice, ejecuciones, aunque no parece haber en su historial grandes barbaridades. Los comunistas chinos se la cargaron por el miedo al poder que estaba alcanzando.

    Pero vamos, que tal vez no sea de las sectas más peligrosas, pero es una secta como un piano. De eso no cabe duda. Yo estuve un tiempo dentro, pero me tuve que ir porque al poco tiempo de practicar los movimientos me salió una Onda Vital que destrozó la pared del gimnasio y la mitad de las bajantes del edificio, y los de la comunidad de vecinos, el perito del seguro y el dueño del gimnasio se empezaron a echar la pelota los unos a los otros y hubo que hacer una derrama y acabaron a hostias. Yo me quería meter en el fregado con mis poderes recién adquiridos y ya le estaba sacando los chakras por los sobacos a la vecina del quinto que era una foca malhablada cuando el líder local de la secta me hizo parar y me dijo en un aparte lo siguiente:

    "Éste no es tu lugar, pequeño saltamontes. Éste es el mundo de los hombres, y tú en realidad eres un super Saiyan de nivel cuatro del planeta Namek. Marcha a imponer justicia por el universo. Yo era tu maestro, pero ya no tengo nada que enseñarte"

    Y me fui de allí para siempre. Fue algo muy triste, pero completamente verídico.

    "Yo no tengo nada

    ResponderEliminar
  3. A mi me ha molado, esos movimientos me recuerdan los de las azafatas explicando como ponerse el chaleco salvavidas en supuesto de emergencia. Sobre todo me recuerda a una azafata en particular, mi vecina Erika.

    Erika es alta, rubia con cara angelical, bien proporcionada y bien dotada.Digamos que es de esas mujeres que nada más verla levanta muy, pero que muy alto el espíritu. Es una de esas mujeres que jamás se olvida. Es mirarla y sentir que los ojos echan fuego.

    Erika no es Azafata de aviones, si no de tierra. Es la primera persona que ves cuando llegas al espacio-puerto de New Ravenglass, un pequeño pueblo minero situado cerca del polo norte marciano. La población es de aproximadamente unos 5500 habitantes, casi todos mineros.

    Durante nuestro tiempo libre vivimos encerrados en oxidadas latas de metal similares a las auto caravanas del siglo XX y para movernos a otro sitio tenemos que ponernos un traje espacial que huele a pis de gato.

    Erika no es humana, es una androide electrónico mal programada. Los diseñadores no previeron el sexo entre sus funcionalidades, por eso está mal programada. Y ahora os dejo, en estos momentos hay más 5000 mineros marcianos encerrados en oxidadas latas de metal buscando en Internet la forma de hackear robots humanoides. El primero se lleva el premio. Tengo que darme prisa.

    ResponderEliminar