miércoles, 17 de marzo de 2010

La erupción del volcán Sakurajima

El volcán Sakurajima, en el sur de Japón, es uno de los más activos del mundo y, posiblemente, el más estudiado. En 1960 instalaron junto a él un observatorio permanente para controlar las decenas de "pequeñas" explosiones semanales resultado de su actividad interna. Desde el 10 de marzo de 2009 está en erupción permanente, expulsando gases, cenizas y lenguas de lava. Esta es una espectacular imagen nocturna del Sakurajima, captada por T. Boeckel:



La imagen nos permite ver, además de la expulsión de los materiales incandescentes, la actividad eléctrica que a veces acompaña a las erupciones, similar a las de las tormentas atmosféricas. Al parecer, estos rayos son el resultado de la acumulación de cargas causada por los choques entre las partículas expulsadas por el cráter.
No menos espectacular es la instantánea que el astronauta japonés Soichi Noguchi ha colgado hoy mismo en su cuenta de Twitpic, captada desde su privilegiada atalaya en la Estación Espacial Internacional. Desde una altura (mejor que distancia a la Tierra, diría yo) de unos 360 km, se capta la verdadera magnitud de la columna de gases y humo que libera el cráter. Aunque yo, que soy muy dado a las pareidolias, no puedo evitar ver un gato fumando:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada