miércoles, 14 de marzo de 2012

Mucho cuidado con el francio, niños

Los metales más reactivos son los del primer grupo del sistema periódico, los alcalinos. Ya sabéis, de arriba a abajo son: litio (Li), sodio (Na), potasio (K), rubidio (Rb), cesio (Cs) y francio (Fr). Son muy reactivos porque no tienen más que un electrón de valencia, y todo lo que necesitan hacer para reaccionar es desprenderse de él. Los demás metales necesitan desprenderse de más electrones. Dentro del grupo la reactividad va creciendo desde el litio hasta el francio porque conforme aumenta el diámetro del átomo el electrón de valencia está menos atraído por el núcleo y es más fácil perderlo (a pesar de que aumenta la carga positiva del núcleo; hay que tener en cuenta que su fuerza de atracción se reduce proporcionalmente al cuadrado de la distancia). Así reaccionan con el agua; el vídeo está en inglés pero se entiende perfectamente el metal que introducen en cada caso:



Habéis oído bien, sí. O al menos habéis contado bien. Falta uno, el francio. Han metido en el agua, en este orden, litio, sodio, potasio, rubidio y cesio. Y ya veis cómo ha terminado el recipiente. Imaginaos qué puede pasar con el más reactivo de los metales, el francio (por cierto, el vídeo se titula Porqué no usamos francio en experimentos de laboratorio). Así que ya sabéis, chicos. No metáis francio en el agua. Aunque dudo que lo encontréis: es un metal muy escaso. Tan escaso que el programa editor del blog ni lo reconoce; lo subraya en rojo cada vez que lo escribo.

1 comentario:

  1. Si que debe ser raro el francio, sí.
    Juraría que es la primera vez que oigo hablar (escribir) de él fuera de las clases de química.
    Saludos.

    ResponderEliminar